CRITICA / Wyatt Earp (Lawrence Kasdan, 1993). La leyenda del héroe.

wyatt_earp-839854301-large

.

Lawrence Kasdan, uno de los directores con prestigio en Hollywood cuya carrera da fe de ser alguien que entiende muy bien la mecánica del cine adulto y clásico al mismo tiempo, logró que el género del western no acabase olvidado gracias a su mega clásico contemporáneo llamado “Silverado”. Aunando potencial y un reparto coral en estado de gracia consiguió labrarse el mérito de tener madera para la tarea. Pero como ya se ha dicho en más de una ocasión el género siempre ha estado en una espiral de resurgimiento – hundimiento que nunca cesa y así están las cosas. En los noventa llegó “Bailando con lobos” y justo después “Sin perdón”. Mirándolo fríamente Kasdan tomaría la esencia de estas 2 superproducciones, tanto en forma como en fondo a fin de cuentas, y se atrevió a rodar la (posiblemente) versión definitiva sobre uno de los iconos populares de la historia de la cultura popular americana: Wyatt Earp.

A día de hoy la película funciona por sí misma a pesar de contar con, quizás, un metraje un tanto excesivo contando además con cierta arritmia en algunos pasajes debido a una solemnidad impresionante, como si de esta forma se madurara mejor este biopic casi crepuscular. Las 3 horas de metraje sirven para exponer la base y esencia de la vida del personaje, es decir, un hombre que es presentado desde chaval con la intención de hacer justicia y hacer cumplir la ley. Mamotreto coral con un sinfín de rostros conocidos en el star system hollywoodiense siendo Quaid el más acertado con permiso de un enorme  Hackman, actor que nació para suministrar cinematografía actoral en todas las películas que ha participado, “Wyatt Earp” es un claro ejemplo de realización elegante y comedida junto a un tono clásico para una realización templada, casi contemplativa, siendo más un vehículo expositivo de la vida y milagros del personaje pero sin dejar a un lado arranques de violencia seca (muy bien expuestos) con los tiroteos en su justa medida pero sin ser estos los que dirijan la historia o sean el centro de atención aún siendo un western en toda su esencia.

035_kevin_costner_theredlist

Wyatt Earp, tal como está expuesta y realizada, es una especie de radiografía donde el director no repara en gastos para contar todos los detalles posibles de una figura legendaria y que debido a la estirpe y leyenda sobre la misma necesitaba una versión así. Quizás la elección de Costner no sea la mejor de ellas pero es imposible obviar o apartar de la ecuación el carisma con el que cuenta el actor y, si bien es cierto sus justas dotes interpretativas no acaban de congeniar del todo, logra transmitir cierta mítica al personaje que le da al mismo una aura de pose muy lograda. Interesante como Kasdan hunde a Wyatt en el lodazal de la depresión y la autodestrucción para hacerlo partir de cero resurgiendo de sus propias cenizas cual ave Fenix y convirtiéndolo en un defensor de la ley a ultranza, un hombre familiar hasta el final (“Lo que cuenta es la sangre“) a pesar de sus problemas amorosos, casi tortuosos, rudo pero con el gatillo certero. Según indica la propia historia ni una sola bala acabó con él, quizás mitad realidad mitad leyenda pero da al personaje mayor relevancia y eco en la historia.

Película episódica que si uno pierde cinco minutos en leer la historia de Wyatt Earp descubrirá que el director es bastante fiel y fidedigno a la realidad, logrando así darle a este biopic el empaque necesario, la seriedad requerida y la verdad exigida para que no sea el típico filme maniqueo (aunque tratándose de una leyenda siempre viene bien dotarle de cierto espectáculo, más aún tratándose de un western). Quizás el único problema es que le falta cierto ritmo. También es lógico que empleando 3 horas (largas)  es muy difícil conseguir uniformidad sin caer en algo de arritmia pero no hace mella en el conjunto. A fin de cuentas el producto es contundente, metódico, detallista y sobre todo está muy que logrado, con la inspiración de los grandes westerns como base de fondo pues en su haber se pueden encontrar un montón de escenas conseguidas y muy bien expuestas como todas en las que aparece Gene Hackman, quien dejará a Wyatt, su hijo, los ideales por los cuales luchar, la enfermedad del tifus que padece su esposa, la aparición de los búfalos y las montañas de pieles al igual que todos y cada uno de los duelos (el más famoso: el acontecido en el OK Corral, más escueto de lo que pueda parecer pero con un despliegue de medios sin igual), la emboscada entre los trenes donde las siluetas recortan el humo de una forma magistral o el duelo entre Wyatt y el indio en el interior del bosque, con el montaje en estado de gracia.

40081_o

Owen Roizman, director de fotografía, lograría un trabajo de altura, dándole a la película el tono necesario para conseguir el aroma clásico necesario, dando con el tono exquisito al emplear luz natural, casi documental junto con los tonos terrosos y los juegos de luces y sombras entre la humareda, aparte de enfatizar los colores vivos y naturales de los propios parajes demostrando sin lugar a dudas ser uno de los mejores casos al respecto dentro del propio género, al igual que la batuta de Newton Howard, con una partitura llena de vida y logrando un tema central pletórico, casi vitalista, aunando épica y mimetismo a partes iguales. “Wyatt Earp” se erige como un western en estado de gracia que sin obviar las miserias del propio personaje decide dar cabida a todos los episodios para comprender la magnitud de una leyenda que se fue forjando a base de comprender que la ley estaba para cumplirla, al precio que fuese, y demostrar que para hacerse un nombre hay que sacrificarse por la lucha a pesar de pagar un alto precio por ello. Muy recomendable sin lugar a dudas.

Claqueta de bitácora


 

 

Título original: Wyatt Earp

Director: Lawrence Kasdan

Actores: Kevin Costner, Dennis Quaid, Gene Hackman, Michael Madsen, Joanna Going, Linden Ashby, David Andrews, Mare Winningham, Mark Harmon, Tom Sizemore, Jeff Fahey, Catherine O’Hara, Bill Pullman, Isabella Rossellini, Randle Mell, JoBeth Williams, Todd Allen, Annabeth Gish, Jim Caviezel, Adam Baldwin, James Gammon, Rex Linn, Tea Leoni

Guionista: Lawrence Kasdan, Dan Gordon

Banda sonora: James Newton Howard

Fotografía: Owen Roizman

País: Estados Unidos

Año: 1993

Género: Western. Drama.

Productora: Warner Bros. Pictures / Tig Productions / Kasdan Productions / Paragon Entertainment Corporation

Sinopsis

Nacido en una granja de Iowa, Wyatt Earp (Kevin Costner) huye de su hogar, en plena Guerra Civil (1861-1865), para alistarse en el ejército de la Unión, pero su padre (Hackman) lo obliga a volver a casa porque es todavía demasiado joven. Decide entonces estudiar leyes y casarse con Urilla Sutherland (Annabeth Gish), que muere de fiebre tifoidea antes de que puedan tener hijos. Completamente abatido, Earp se da a la bebida y se dedica a robar ganado, pero su padre lo encuentra y lo devuelve al camino recto.

 

 

 

Anuncios